viernes, 18 de enero de 2013

CÓMO CREAR DISFRACES FÁCILES Y SENCILLOS PARA CARNAVAL



Ya va quedando poco para que llegue el carnaval. A los niños/as es una fiesta que les gusta mucho. A la mayoría les gusta disfrazarse, maquillarse, convertirse por un rato en el personaje principal de su cuento preferido. A continuación te proporcionamos la forma de elaborar diferentes disfraces de una forma muy sencilla y en muy poquito tiempo:

CIENTIFICO LOCO

Este disfraz es sencillo porque el niño puede vestirse como quiera. Lo importante es que encima de la ropa lleva una túnica o bata blanca. si no tenemos  (o no podemos conseguirlo) también nos puede valer una camisa blanca que le quede grande (de papá o del abuelo) en cuyo caso doblamos las mangas para ajustarlas al tamaño de su cuerpo. Los complementos del disfraz son: unas gafas de juguete (o el armazón de unas de verdad), un par de bolígrafos para colocar en el bolsillo delantero y un frasco de plástico con tapa (se venden en las farmacias para recoger muestras de orina) que podemos rellenar con algún líquido de color (que no sea tóxico), una araña de goma, etc. El toque final lo damos con un poco de perfilador, pues la idea es que lleve el pelo hacia arriba y algo desordenado. Otra opción para esto último es comprar una peluca blanca, estilo Einstein.

GATO

Recrear un gato es muy fácil. Para el cuerpo solo necesitamos una camiseta negra de manga larga y unos leotardos del mismo color. En los pies puede llevar botas o zapatos (del color que tenga, no hace falta salir a comprar) y en las manos unos guantes a juego con el calzado. Las orejas en forma de triángulo se confeccionan con cartulina negra y se pegan a una tiara fina para sujetarlas con facilidad a la cabeza. La estructura de la cola se puede hacer con un alambre (para que mantenga la forma y cierta rigidez). Lo forramos con tela negra o una panty negra y lo rellenamos con lo que tengamos a mano (más tela, papel, algodón etc.) para darle algo de consistencia.  Un cinturón, un elástico o un poco más de alambre alrededor de la cintura bastará para unir la cola al cuerpo. El último paso es simular el hocico y los bigotes, que se pueden pintar en la cara con un lápiz delineador de ojos 

BOB ESPONJA

Este personaje tan querido por los niños tiene una ventaja sustancial: es poliédrico. De este modo para la estructura solo se necesita una caja grande de cartón que se puede conseguir en el cualquier establecimiento ya que suelen deshacerse de ellas. La caja será el cuerpo de Bob Esponja así que el niño debe caber dentro. El primer paso es hacer un agujero arriba y dos a los costados para que pueda sacar la cabeza y los brazos. En cuanto al fondo de la caja (la parte que queda hacia abajo) conviene quitarlo entero, así el niño podrá moverse y caminar con facilidad. Todo lo demás es decoración. será necesario forrar la caja de papel amarillo y pegar encima círculos e papel (o goma eva) que imiten la textura esponjosa de Bob. Con la misma técnica podemos hacer los ojos y un rotulador bastará para hacer las pestañas. El pantaloncillo también es fácil de hacer: se forra la parte de arriba con papel marrón y se dibujan encima los bolsillos y el cinturón.

INDIO

A muchos niños les gusta "hacer el indio". El modo más práctico de confeccionar el vestuario es diseñar un poncho que puede hacerse con tela, arpillera, papel crepe o una bolsa grande de plástico amarilla (esto último solo en caso de que el niño tenga ya unos años y sea consciente de la peligrosidad del material, sino es mejor usar las otras opciones para evitar accidentes). Una vez que elegimos el material cogemos un rectángulo y lo doblamos por la mitad. Cada mitad será un lado del poncho (frontal y trasero) de modo que en la zona de la doblez habrá que hacer un corte en "V" para que puede pasar por allí su cabeza. La superficie del poncho se decora con líneas de colores  vivos (rojos, amarillos, azules) que siguen formas geométricas, para facilitar la tarea. Estas línes se pueden hacer con cista aislante de colores con tela (pegada o cosida) con rotuladores o con la pintura más adecuada para el material con el que se ha confeccionado el poncho. El atuendo se completa con un cinturón o una cuerda anudada alrededor de la cintura. Para la cabeza usamos una vincha de tela ( o hacemos una con goma eva) y le añadimos unas plumas en sentido vertical. En las mejillas pintamos unas "líneas de guerra" con lápiza labial y ya tenemos el disfraz terminado.

MAGO

Los clásicos nunca pasan de moda y este personaje es un buen ejemplo de ello. Lo primer que hacemos es confeccionar el vestuario que consiste en una túnica de color azul oscuro de mangas largas y anchas que le llegue hasta los pies. La mejor opción para esto es comprar una tela económica aunque también se puede hacer con papel crepe (hay que considerar que es menos resistente y que con toda probabilidad no sobrevivirá mucho tiempo). En cualquier caso la túnica azul estará decorada con estrellas plateadas. Podemos dibujarlas con un rotulador color plata, hacerlas con cola y purpurina, coserlas (si tenemos tela de este color) o pegarlas si las hacemos con papel albal. Para la cabeza de nuestro mago diseñaremos un sombrero en forma de cono. El mejor material es la cartulina (azul o negra en este caso) que uniremos con una grapadora. La decoración es igual que la del traje: estrellas y lunas plateadas hechas con purpurina o papel albal. Para sujetar el sombrero a la cabeza usaremos un elástico fino. Por ello es preferible que el cono no sea demasiado largo o pesado. El complemento indispensable: una varita mágica que podemos hacer con varios palitos de brochetas unidos con cinta adhesiva y forrados con papel albal.

viernes, 11 de enero de 2013

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA AUTOESTIMA CON LOS MAS PEQUEÑOS



Os proporcionamos una serie de actividades que os ayudará a trabajar la autoestima de los más pequeños:

YO SOY…

Se pueden utilizar una cámara de fotos y cartulinas grandes. Se hará una foto a cada niño y se pegará en el centro de una cartulina. Sentados en círculo se irán comentando las características de cada uno, con la cartulina en el medio para que todos la vean. Se describirá el color de pelo, ojos, si es niño o niña, su simpatía, cualidades, etc. Las cartulinas se colocarán en una pared para que todos puedan mirarlas y observar lo positivo que tienen. El objetivo de esta actividad es tratar de que los niños vean que no existe otra persona igual que ellos, son únicos y sus compañeros y las personas que les quieren les aceptan tal y como son.

LOS QUE ME QUIEREN

Cada niño traerá fotos de su familia y amigos. Cogerán la cartulina de la actividad 1 y pegarán estas fotos alrededor. En círculo, cada niño irá saliendo al centro y enseñará a los demás quienes son todas esas personas que les quieren, dirá qué actividades realizan juntos, por qué se lo pasa muy bien con esa persona, etc. Al finalizar la actividad los niños colgarán en un lugar visible el póster que han realizado. Cuando un niño sienta alguna emoción negativa algún día podemos enseñarle su propio póster para que vea cuántas personas le quieren tal y como es, aunque no le salga todo a la primera.

¡QUÉ BIEN HACES…!

Los niños se sentarán en círculo. El monitor se sentará con ellos y les presentará a “Pepe”, su marioneta. Los niños le saludarán y “Pepe” les dirá que sabe hacer muchas cosas bien: saltará, dará una voltereta, pintará un dibujo, dará besos a los niños, etc... Cada vez que “Pepe” haga algo bien hecho le aplaudirán y le dirán “¡Qué bien haces......!”. A continuación se invitará a cada niño a expresar lo bien que realiza alguna actividad concreta, intentando pedir a cada uno de ellos alguna conducta que le salga muy bien y de la que pueda salir airoso. Conviene animar al grupo para que refuerce a cada niño esa habilidad especial, para que vea su reconocimiento en los demás. Para la realización de esta actividad se deben tener en cuenta las características de cada niño en particular. Previamente a la realización de esta actividad conviene conocer bien a los niños y haber observado, junto a la familia, los puntos fuertes de cada uno para proporcionarle durante la dinámica una situación que le garantice un éxito ante los demás.

EL ESPEJITO MÁGICO

El grupo estará en círculo y se irá pasando el espejo de un niño a otro. Cada niño dirá qué es lo que más le gusta de sí mismo y le pasará el espejo a su compañero para que diga otra cualidad. Si a un niño no se le ocurre nada se le animará diciendo que se mire en el espejo y que vea algo que tiene muy bonito, puede ser necesario irle dirigiendo por las distintas partes de su cuerpo para que se fije en cada una de ellas.

TE VOY A DECIR…

Estando los niños en círculo, uno de ellos sale al centro, los demás le dirán cosas agradables sobre cualidades físicas (pelo, ojos, adornos, ropa,...) o acerca de las competencias personales (simpatía, cooperación, habilidades para ayudar, habilidades para hacer los trabajos del cole...). Cuando todos le hayan dicho algo positivo pasa el siguiente niño al centro del círculo. Cuando un niño no sepa qué elogio puede decir a un compañero, se le puede ayudar diciendo que se fije en sus ojos, pelo, si juega mucho con él, si está contento, etc. Al finalizar, hablaremos con los niños para saber cómo se han sentido y a la vez darse cuenta de cómo han hecho sentirse a los demás.

martes, 8 de enero de 2013

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA EDUCACIÓN EMOCIONAL



La educación emocional es un aspecto muy importante en la educación infantil. Los niños desde pequeñitos, han de aprender a reconocer y canalizar sus emociones y sentimientos. Si trabajamos la educación emocional ayudamos a los pequeños a ser pacientes, participativos, empáticos, aprendiendo a reconocer y regular sus propias emociones.
Os proporcionamos una serie de actividades para trabajar con los pequeños las emociones:

EL SEMAFORO: Es una actividad que tratar de enseñar a los niños a controlar los sentimientos y los impulsos. Necesitaremos tres globos pequeños por niño: uno rojo, otro amarillo y otro verde.  Sentamos a los niños en círculo y les entregamos los globos. Comenzamos charlando sobre las rabietas: cómo reaccionan cuando se enfadan y por qué y si consiguen algo así. Les decimos que lo mejor que podemos hacer cuando nos enfadamos, en lugar de pataletas, es explicar qué es lo que queremos y por qué.
Vamos a ponerles situaciones que puedan provocarles enfado (por ejemplo, que quiera algo y no se lo compren, que quiera jugar con un juguete que en ese momento tiene otro niños, etc.) y a preguntar cómo reaccionan ellos en esos casos.
Pedimos a un niño que responda a una situación. El resto de los niños deberán valorar su reacción en función de si se ha parado a pensar e intentar razonar (en este caso irán mostrando el globo verde), si dice algo que indique que se empieza a enfadar (debemos complicarle el caso para que reaccione), en este caso mostrarán el globo amarillo para precaución; o si dicen que gritan o patalean o lloran hasta que consiguen lo que quieren, los niños mostrarán el globo rojo de stop, y diremos entre todos cómo deberíamos intentar reaccionar en esos casos.

EL RELOJ DE LAS EMOCIONES: Sobre un círculo de cartulina enganchamos las imágenes de diversos niños que muestran diferentes emociones (alegría, tristeza, sorpresa, enfado, vergüenza, etc.), y en el centro enganchamos una flecha que pueda girar.  Una vez tenemos el reloj construido, podemos hacerlo servir para diferentes actividades: Explicamos un cuento: a medida que narramos el cuento, los niños deberán colocar la flecha en una u otra emoción, en función de las situaciones y sentimientos que estaba atravesando el personaje del cuento que se está contando. Para evitar disputas, se puede establecer un orden para mover la aguja del “reloj”.

NOS RELAJAMOS: Con esta actividad pretendemos que los niños aprendan a relajarse y reducir el estrés. Necesitaremos colchonetas o algo similar puesto que tendrán que tumbarse en el suelo.
Colocamos las colchonetas en el suelo y pedimos a los niños que se  sienten sobre ellas. Les explicamos que hay veces que por cualquier motivo estamos más nerviosos de lo habitual y no podemos estar quietos ni concentrarnos en nada. Preguntamos a los alumnos que en qué ocasiones les sucede esto y qué pasa cuando se sienten así. Explicamos a los niños que podemos controlar esos nervios relajándonos y que eso es lo que vamos a hacer ahora todos juntos.
Les pedimos que se tumben de forma que estén cómodos y que cierren los ojos. Ponemos una música relajante.
Empezamos a hablar despacio y no muy alto, pero dejando que nuestra voz se escuche por encima de la música. Tenemos que intentar que los niños se identifiquen con lo que vamos diciendo, que se lo vayan imaginando. Comenzamos diciendo que estamos tumbados, muy relajados y a gusto. Estamos en el campo, sobre la hierba, y nos está dando el solecito. Oímos los pájaros cantar, y es muy bonito. Ahora somos una mariposa; desplegamos nuestras alas y vamos volando hasta esa flor tan bonita que tenemos enfrente. Nos posamos en la flor, y estamos muy a gusto. Respiramos hondo. Se sigue escuchando el canto de los pájaros y nos relaja mucho, y el sol sigue calentando... y estamos muy relajados... Seguimos hablándoles en este estilo guiado por nuestra imaginación, el tiempo que estimemos conveniente.

DI PATATA: Consiste en que los niños aprendan a expresar mediante gestos las emociones de alegría, tristeza y enfado. Necesitaremos una cámara de fotos. Salen los niños de uno en uno. Indicamos al niño que sale qué sentimiento tiene que representar para la foto. Mientras que el niño posa y le hacemos la foto, el resto de la clase debe adivinar de qué sentimiento se trata.
Una vez identificado, les preguntamos en qué situaciones se encuentran así.  Al final, hacemos tres fotos a toda la clase: una en la que estén todos alegres, en otra todos tristes y en otra todos enfadados. 

viernes, 4 de enero de 2013

NUESTROS ALUMN@S REALIZAN PRÁCTICAS EN EL HOSPITAL COMARCAL DON BENITO-VILLANUEVA


El día 3 de enero los alumn@s de nuestra escuela participaron en la Animación Hospitalaria que se llevó a cabo en el Hospital Comarcal Don Benito- Villanueva organizado por la Asociación de Tiempo Libre Peta-Zeta. Repartieron color, fantasía, ilusión y muchas sonrisas en todas las plantas del hospital. Os dejamos una selección de fotos de dicha actividad: